Diciembre y el espíritu navideño


   El ruido de las gotas chocando contra los cristales del balcón me ha despertado muy temprano. Llueve y caen tormentas, y odio levantarme a estas prematuras horas un día de diciembre. Especialmente hoy, que tengo la sensación de tener los pies en un congelador, pese a estar calzado.

   Estamos en Navidad y hay que tener espíritu navideño, ¿verdad? Casi todo el mundo parece tenerlo, en casi todas partes se percibe: sales a la calle y te tropiezas con la plaga de luces navideñas, entras en un centro comercial donde suenan villancicos que de repetitivos pasan a ser cansinos –campanas sobre campanas…–, y en los semáforos hay individuos ciertamente desgraciados pero disfrazados de Papá Noel con humor, o eso parece. No sé los demás, pero a mí me da un morbo increíble ver a un Papá Noel corpulento y de raza negra. Quienes parecen haber terminado de esfumarse por completo, por cierto, son los Reyes Magos. Al final del día llegas a casa esperando encontrar tranquilidad y tomar anís, comer jamón o zampar polvorones hasta quedar harto.

   Bueno, el caso es que yo he decidido pasarme eso del espíritu navideño «por donde me paso la esponja todos los días», tomando ejemplo de la gran Carolina. Así es, porque este año sólo seré hipócrita en Nochevieja cuando me cuelgue una sonrisa artificial, engulla sólo seis o siete uvas y, posteriormente, grite a mi alrededor con aparente júbilo: «¡Feliz año nuevo!». No obstante, claro que me doy cuenta de mi infantilidad y egoísmo y me pregunto cómo soy capaz de tomar semejante actitud cuando hay un Papá Noel desdichado en cada semáforo.

   Y, siguiendo en mi línea, no me da la gana poner una canción navideña. Al Green me parece una mejor opción.

   Hala, Feliz Navidad a todos.

Published in: on 23 diciembre 2009 at 7:40 am  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://alanissetto.wordpress.com/2009/12/23/diciembre-y-el-espiritu-navideno/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Nunca te pediré la esponja…

    La Navidad te hace más ‘emo’ si cabe, ¿Crees que podrás soportarlo sin cortarte las venas en diagonal?

    Feliz Navidad de parte de Edu y mía. No salpiques demasiado.

    Pd: Sabes que te lo digo con cariño: Es que Yusuf está algo revoltoso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: