Locura


 

   Querida Clara:

   Desde que te fuiste mi pintura parece diferente. Mis dos últimos cuadros carecen de serenidad. Mis colores se vuelven vehementes y se mezclan entre sí a fin de crear una atmósfera de perturbación y locura. Sueño sin cesar que vivo bajo un cielo azul apagado cuya angustiosa serenidad se ve irrumpida por luces eléctricas, lluvia abundante y otras atrocidades propias de la naturaleza. Luego despierto en la mañana con los ojos empapados. Es entonces cuando más me horroriza tu ausencia. La quietud de las mañanas hace absurda esta vida. Ya despierta –para bien o para mal–, mis pies se deslizan hasta el taller de pintura, donde dibujo sobre tu tumba una gaviota muerta. ¿Te das cuenta, Clara? Ya no sé cómo volar. Hemos muerto las dos: tú y yo. ¡Yo he muerto contigo!

Published in: on 28 octubre 2009 at 11:29 pm  Comments (3)  

The URI to TrackBack this entry is: https://alanissetto.wordpress.com/2009/10/28/locura/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Discrepo con el título: ‘Cordura’ es mucho más acertado. Buen fragmento.

    Saludos.

  2. Ese sentimiento es muy humano, está lejos de un desvarío como el de la locura.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: